miércoles, 30 de junio de 2010

FIN DE PRUYECTU CON FINAL FELIZ





Lunes, día 21 de Junio.

Después del trágico capítulo sucedido en la jornada anterior con nuestros compañeros ecuatorianos, dedicamos el día a descansar y recuperar energía en la población de Caraz, preparando el material del día siguiente para volver a la carga, esta vez se trata de rematar el trabajo ya empezado escalar la Torre Parón- (Esfinge 5.350) y poner fin a nuestro humilde "Proyecto”.

Martes, Día 22 de Junio.

Quedamos a primera hora del día con los ecuatorianos para subir de nuevo a La Esfinge, trasladándonos sus agradecimientos y satisfacción por la rapidez y efefictividad del rescate, dentro de las limitaciones y lugar en el que nos encontrábamos, informándonos que su hermano ya lo estaban operando en Quito y que de momento estaba evolucionando favorablemente, dentro de la gravedad en la que se encontraba. Ellos tienen que subir a recoger su campamento y material, haciéndonos el favor de subirnos en su todo terreno, ya que queremos intentar de nuevo esta montaña, es la última oportunidad que tenemos, parece que el tiempo es más estable, y solo nos quedan tres días para regresar a casa, en 2h llegamos a Laguna Parón, creo que todo el trayecto nos recuerda irremediablemente la tragedia sucedida, a mi personalmente me hace reflexionar sobre el rescate en la Cordillera, en estas montañas hay que tener conciencia del compromiso y de la autosuficiencia que hay tener si se necesita ayuda.

Michel y Tomaz contratan porteadores ya que tienen que bajar todo el material y solo son dos, nosotros los acompañamos durante la subida, llegando al campo base en otras 2h. Llega el momento de la despedida, Michel y Tomaz ya han recogido todo el material y se vuelven para Ecuador, nos despedimos invitándoles a probar nuestros manjares más selectos, chorizo de Sigüenza, queso y jamón lebaniego, estrechando un lazo de amistad del que ninguno nos vamos a olvidar fácilmente con un fuerte abrazo, con juramento incluido de realizar una buena escalada cuando se recupere Matías.


El resto del día lo dedicamos a descansar y a transportar material a un vivac que hay cerca de la pared, se trata de una cueva formada por un bloque gigante caído de la pared hace cientos de años y así al día siguiente poder llegar pronto a la base, ya que no queremos derrochar energía en aproximaciones.



Nos levantamos a las 3'30 Am, la noche está totalmente estrellada y no hace demasiado frió, solo oímos el viento, posiblemente debido al mal tiempo de las jornadas anteriores, pero para nosotros es perfecto. A las 4'30 am ya estamos listos, los primeros en salir de la cueva son Abraham y Tomás, se les puede notar en la cara el ansia por empezar a trepar, ellos lideran las cordadas, a las 5'30 am estamos todos yumareando, los 150 primeros metros de pared, haciéndolo por las cuerdas que anteriormente habíamos fijado. A las 6'30 am llegamos al punto donde esta fijada la última cuerda( reunión 4),coincidiendo con otro regalo de la naturaleza ,un amanecer alucinante, el sol naciente asoma detrás de los Caraz, Pirámide de Garcilaso y el impresionante Chacaraju, reflejando el sol en nuestras caras…. es la hora de quitar los frontales y comenzar a escalar, no hay tiempo que perder, si no queremos dormir en la pared, hemos optado por una escalada rápida y ligera por lo que no llevamos comida ni ropa para pasar una noche, si o si toca salir en una jornada de esta mole. Después de 4h de una perfecta escalada en la que todos disfrutamos, llegamos al punto de inflexión de la pared "La plaza de las flores",una gran repisa que por cierto no encontramos muchas flores , pero si un buen lugar para dormir si hubiéramos optado por la opción de realizar la actividad en dos jornadas, también punto de no retorno.


A partir de aquí es difícil bajar rapelando, solo nos queda salir por arriba y la mitad de la pared por recorrer. El siguiente largo es una preciosa fisura vertical en la que los friends entran cañón, si fuera toda la vía como este largo sería perfecto, pero la perfección no existe, a partir de este punto la vía empieza a perder verticalidad, por lo que es más difícil seguir la línea, hay que andar mas al loro ya que es fácil embarcarse, pero Abraham y Tomás demuestran con gran pericia no tener ningún tipo de problema para localizar el itinerario, el único problema es que el sol se ha ido y a medida que vamos cogiendo altura la condiciones vuelven más alpinas, aire y frío.


Las manos se van entumeciendo poco a poco , llegando a la parte final de la vía Tomás se marca un largo que es para agarrarse los machos ,paso de adherencia y obligado, que machote....., en 3 largos de 50 metros llegamos a la cumbre, con el tiempo justo para disfrutarla, sacar unas cuentas fotos e iniciar descenso.




Nos toca hacerlo de noche y con frontal, después de 15 horas de actividad, regresamos a la cueva a las 19'00h felices por nuestra nueva y última ascensión en la Cordillera Blanca, celebrándolo con una cena a base de chorizo de Sigüenza y Liofilizados, de los cuales no queremos saber más en una buena temporada.

Al día siguiente nos levantamos y tras recoger todo y desayunar, nos bajamos a desmontar campo base y desde ahí iniciamos descenso hasta Laguna Parón, creíamos que se había acabado la aventura, pero no es así, con el taxista que habíamos quedado no aparece, no nos queda otra que echar una siesta y espèrar que llegue algún coche que nos quiera bajar, a las 12'30 am aparece un taxi con unos clientes que después de minutos de regateos conseguimos que nos acerque hasta un pueblecito Quechua llamado Parón, al bajarnos le preguntamos a una familia que parecían los únicos habitantes del pueblo por la posibilidad de bajar a Caraz, infirmándonos que tenemos que andar hasta el pueblo más cercano y desde ahí coger un colectivo. En 20' estamos dentro de una furgo tartana, celebrandolo finalmente con unas cervezas Trujillo que Abraham consiguió negociar, mientras una mujer quechua que viajaba con nosotros debía pensar " Que raros que son estos Gringos....",

Por fin un final feliz para la última de nuestras actividades en la Cordillera Blanca. Ahora si que ha llegado la hora de volver a casa.....Eso sí con nuevos proyectos rondando en nuestras cabezas..

Como dice un gran amigo mío " La vida es vida".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada